En junio la industria cayó 1,9% y comercio se recuperó con crecimiento de 1%

INDUSTRIA – COMERCIO – DANE

ECONOMÍA

| 14 de Agosto de 2017 – 13:32

El comportamiento de la producción de bebidas y de las confecciones se mantiene en terreno negativo.
Mientras que las ventas del comercio minorista mostraron una leve recuperación del 1% en junio, la producción industrial cayó 1,9%, así lo indican los informes del Departamento Administrativo Nacional de Estadísticas (DANE) sobre el sector manufacturero y el comercio minorista para el sexto mes del año. En junio de 2016, las ventas del comercio habían registrado una reduccion del 0,2% y la producción de la industria había crecido 6,7%.

La caída de la producción real de la industria manufacturera en junio se explica principalmente por la disminución en elaboración de bebidas en 8,8%, al comparase con junio de 2016, cuando se registró la variación más alta (12,5%) para un mes de junio en esta actividad industrial desde el 2002. Pese a lo anterior las ventas reales del total de la industria registraron una variación de 0,4%.

Además, la confección de prendas de vestir cayó 13,0%; hilatura, tejeduría y acabado de productos textiles, y otros en 19,9% y la fabricación de Jabones y detergentes, perfumes y preparados de tocador en 8,1%.

El comportamiento en la elaboración de bebidas, de acuerdo con las fuentes que reportan en esta actividad, para las alcohólicas, en particular la cerveza y las no alcohólicas se explica por los fenómenos climáticos que han afectado el consumo en este año y por tanto, la producción por el menor número de despachos. Adicionalmente la actividad de bebidas alcohólicas presenta un alto volumen de inventarios lo que repercute en los niveles de producción.
En el caso de confección de prendas de vestir, el DANE señala que las fuentes explican la reducción a la disminución de los pedidos tanto del mercado interno como externo, hecho que incide en el alto nivel de inventarios. En relación con hilatura, tejeduría y acabado de productos textiles, las fuentes explican que se debe a la fuerte competencia con productos asiáticos y a la reducción de la demanda tanto del mercado interno como externo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *